ALDEA GLOBAL

 

Resultado de imagen de aldea global de mcluhan

La aldea global


.

Herbert McLuhan fue el primero en hablar del mundo como una “aldea global” y de la humanidad como una “tribu planetaria”. Veinte años después de su muerte, estos conceptos se han convertido en moneda corriente

McLuhan acuñó el término a partir de un análisis de los medios de comunicación, y en particular de la televisión. De hecho, otra de sus ideas, “el medio es el mensaje”, también se convirtió en lugar común de todas las propuestas sobre comunicación durante los años setenta y ochenta.

McLuhan, fallecido en 1981, no llegó a conocer internet, y posiblemente muy poco o nada de los ordenadores personales. En la época en que desarrolló sus ideas sobre “La galaxia Gutenberg” (1962) o “El medio es el mensaje” (1967) apenas nada se podía vislumbrar sobre el cambio social que estas tecnologías generarían a finales del siglo XX.

Hoy, el concepto de “aldea global” ha multiplicado su pertinencia, aunque nunca haya dejado de tener detractores. McLuhan aceptaba que la inmediatez creada por la televisión era artificial e incluso artificiosa, pero también objetiva. 

Las posibilidades que abrió internet, con su espectacular desarrollo y su inmensa proyección social, ha convertido a los que antes eran meros espectadores en posibles protagonistas de la comunicación, y además ha puesto en sus manos herramientas asequibles económicamente para que pongan en marcha su imaginación activa o divulguen sus ideas.

Al concepto de aldea global asociado a la comunicación se le han añadido, además, nuevos factores.

  • El despliegue de nuevos medios de transporte y la mejora de los existentes hace tres décadas.

  • El triunfo de políticas liberales en materia de mercado y la difusión mundial del sistema financiero internacional.

  • El desarrollo de sociedades fuertemente consumistas que se desplazan masivamente cada año y que compran enormes cantidades de productos que provienen de los más diversos lugares

  • El desarrollo de nuevas tecnologías de la comunicación, algunas de las cuales, como los teléfonos móviles y la conexión computacional inalámbrica, se han introducido en la sociedad en cuestión de años; incluso de meses.

  • La mundialización de los problemas ecológicos y energéticos, desde el deterioro de la capa de ozono al futuro de las reservas de petróleo o el cambio climático.

  • Por último, el éxito del dinero electrónico y de los métodos de pago alternativos a la moneda corriente, que han propiciado una libertad de compraventa que ya no está sujeta a condicionantes físicos de transporte y seguridad.

En cuanto a los detractores del concepto, centran sus críticas en el hecho inapelable de la desigualdad mundial entre continentes y naciones, que lejos de disminuir se ha acrecentado estas últimas décadas. 

A esto hay que añadir la presencia de las nuevas tecnologías, que lejos de acortar distancias parecen abrir un abismo entre ricos y pobres que esta vez podría llegar a ser insalvable y fuente de futuros conflictos a escala planetaria.

Ciertamente, las migraciones humanas iniciadas en las últimas décadas del siglo XX han empezado a ser interpretadas como meras avanzadillas de lo que se avecina: millones de personas capaces de jugarse la vida para encontrar un lugar digno donde vivir.

De tal controversia lo que cabe deducir es que nadie parece haber perseguido la “aldea global” como un objetivo en sí mismo, y que ésta se ha instalado como resultado de un conjunto de fuerzas a las que podemos oponernos si así se quiere, pero que son las que actualmente mueven el mundo.

En algunos casos, estas fuerzas son meras tecnologías, y como tales pueden usarse para los fines más diversos, ya sean éticos o delictivos.

En otros, como la puesta en marcha de políticas mundiales para atajar las diferencias entre naciones y continentes, escapan de las manos de los ciudadanos, que apenas si pueden realizar otras tareas que colaborar con las llamadas organizaciones no gubernamentales.

Para algunos, la aldea global no es más que una posibilidad de negocios fáciles y altamente lucrativos, a los que sólo tienen acceso las personas instaladas económicamente y con sólidos conocimientos financieros. Algo como producir en lugares depauperados con salarios miserables y sin ningún tipo de seguro social para los trabajadores, y vender a precios astronómicos en lugares ricos, capaces de comprarlo todo.

Para otros, la aldea global es una posibilidad de enfocar de manera total los problemas de la humanidad, disponiendo de las tecnologías necesarias para resolverlos, aunque sea en el plazo de varias décadas, o incluso siglos.

En todo caso, parece que sin un enfoque a nivel planetario, pocas políticas eficaces podrán desarrollarse en los tiempos venideros.

Algunos datos económicos

En los últimos veinte años del siglo XX sólo dos países africanos experimentaron crecimientos superiores al 3% del Producto Nacional Bruto: Chad y Botswana. Casi todos los demás experimentaron crecimiento nulo o negativo, salvo Marruecos, Túnez, Sudáfrica, Kenia y Malawi.

En América Latina, Ecuador, Bolivia, Perú, Colombia y casi toda Centroamérica, tuvieron crecimiento cero o negativo.

En el mundo industrializado, los crecimientos se mantuvieron alrededor del 3% o superior.

En materias como la escolarización, que es de importancia básica como herramienta de futuro para cualquier nación, las cifras son concluyentes:

  • En Angola los niños pasan escolarizados el 14% de lo que lo hacen de media en los países industrializados.

  • En Egipto el porcentaje es del 29%

  • En la India, el 27%

  • En Chile, el 75%

Respecto del Producto Interior Bruto por habitante

  • Chile se situaba al 35% de la media de los países industrializados

  • Brasil al 34%

  • China al 20%

  • Egipto al 17%

  • Angola al 8%

  • India al 7%.


 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s